Justicia Civil Defensa Deudores

Justicia Civil Defensa Deudores

Defensa Deudores

La ley plantea distintas herramientas como una alternativa para que aquellas personas o empresas que se encuentran en una situación financiera agravada puedan hacer frente a esta crisis.

En relación con las empresas, la normativa establece dos herramientas que permiten:

  • Salvar aquellos emprendimientos que tienen posibilidades de mantenerse en el tiempo.
  • Liquidar los bienes de aquellaas empresas que no puedan salvarse.

Respecto a las personas, la normativa establece dos herramientas que permiten:

  • Renegociar las deudas con nuevas y mejores condiciones de pago.
  • Liquidar los bienes mediante una venta rápida y ordenada para pagar las deudas.
  • Es el periodo que la ley otorga, desde la publicación de la resolución de admisibilidad dentro del procedimiento de renegociación hasta el término del procedimiento concursal de éste, a la persona deudora, durante el cual:
    1. No podrá solicitarse su liquidación, ni iniciarse juicios ejecutivos, ejecuciones de cualquier clase o restituciones en juicios de arrendamiento en su contra.
    2. Se suspenderán los plazos de prescripción extintivas de las deudas.
    3. No se continuarán percibiendo los intereses moratorios pactados en los actos o contratos vigentes suscritos por la persona deudora.
    4. Los contratos suscritos por el deudor mantendrán su vigencia y condiciones de pago, sin que sea posible terminar el contrato fundado en el inicio del procedimiento.
    5. La persona deudora no podrá ejecutar actos ni celebrar contratos relativos a los bienes embargables que sean parte del procedimiento de renegociación.
    6. Las líneas de crédito y sobregiro serán suspendidas.

    Importante: los efectos de la protección financiera se extinguirán con la publicación en el Boletín Concursal del acta que contiene el acuerdo de renegociación o el acuerdo de ejecución, y cuando se termine anticipadamente el procedimiento por resolución dictada por la superintendencia.